top of page

Discurso del acto conmemorativo por el día de los campesinos y campesinas en el Palacio de la Moneda

Hoy 28 de julio conmemoramos la Ley de Reforma Agraria y sindicalización campesina. El Gobierno de Chile, nos invito a conmemorar junto a las organizaciones campesinas en el Palacio de la Moneda.

Nuestra compañera Soledad Alvear de la organización Conaproch, fue la encargada de leer el discurso de "La Coordinadora Campesina 28 de julio".

Discurso de conmemoración del día del campesino y campesina.


Chile, 28 de julio 2023


Su Excelencia:

  1. Presidente, Don Gabriel Boric Fonc

  2. Señores Ministros y Subsecretarios

  3. Parlamentarios

  4. Representantes de los organismos internacionales

  5. Jefes de los servicios públicos

  6. Compañeras y compañeros del movimiento campesino e indígena

Introducción: Hoy nos hemos congregado para recordar una de las más profundas y radicales transformaciones sociales, económicas, políticas y culturales registradas en Chile: la Reforma Agraria. Este proceso histórico cambió definitivamente el rostro de Chile, marcando el hito más significativo a través del cual millones de campesinos y campesinas, iniciaron su proceso de redención y dignificación incorporándose con plenitud a la vida nacional.


Antecedentes: A principios de la década de los años sesenta del siglo pasado, surgieron nuevos vientos sociales que movilizaron a los campesinos, acompañados de sus mujeres y sus hijos, a caminar alzando la voz, creando nuevos sindicatos e iniciando huelgas en demanda de justicia. La lucha generalizada por el cambio social generó las condiciones en las cuales fue posible el surgimiento de un poderoso movimiento político-social y cultural que tuvo la consistencia para sostener y llevar adelante un conjunto de cambios que terminó con el latifundio y abrió las puertas a la transición drástica y masiva en los campos de nuestra patria.

La Reforma Agraria: La Reforma Agraria en Chile fue un proceso que incluyó la redistribución a gran escala del ingreso, las oportunidades y otros beneficios derivados de la propiedad de la tierra en favor del campesino con y sin tierra y de la sociedad. Durante una década, periodo en el cual se sucedieron los gobiernos de Eduardo Frei Montalva y el de Salvador Allende Gossens, fue un tiempo donde la inmensa mayoría nacional apoyó la aprobación legal de una reforma a la constitución que permitió modificar el derecho de propiedad, que antecedió a la aprobación y promulgación de las Leyes número 16.625 de sindicalización campesina y la Ley número 16.640 de Reforma Agraria.

Para potenciar el proceso de cambios, se creó el Fondo de Extensión y Educación Sindical (FEES), y para atender al sector beneficiado por los cambios, se creó, además, la Corporación de la Reforma Agraria (CORA), junto a otros organismos necesarios para la distribución y comercialización de los productos del campo.


De acuerdo a la ley, en todas las tierras expropiadas fueron organizados los campesinos en asentamientos que eran un sistema de tenencia y gestión de transición entre la toma de posesión y correspondiente asignación de las tierras en forma individual o cooperativa.

La ley de Reforma Agraria contemplaba organizar en los predios expropiados a los campesinos en dos modalidades: Los Centros de Reforma Agraria (CERA) y los Centros de Producción Social (CEPROS).

El proceso: El creciente movimiento que estremeció las bases de la sociedad Chilena, tuvo como detonante de su fase superior el día 28 de julio de 1967, cuando en este mismo lugar, el Presidente de la República, Don Eduardo Frei Montalva, procedió a promulgar las Leyes número 16.625 de Sindicalización Campesina y la Ley número 16.640 de Reforma Agraria.

Posteriormente se promulgada la Ley N° 17.729 por el presidente Salvador Allende, que consideraba la restitución de tierras de acuerdo a los planos originales de Títulos de Merced y las tierras mapuche se declaraban inajenables. Ésta, sin duda ha sido una de las leyes más avanzadas en materia indígena que necesitamos reponer.

Es así, como durante los gobiernos de Eduardo Frei y Salvador Allende, se expropiaron 6.099 latifundios, equivalentes a 10 millones de hectáreas o el 55% de la superficie cultivable del país. La ley de Sindicalización permitió el crecimiento de sindicatos campesinos, llegando a un total de 870 con 220.859 afiliados en 1973.

La Reforma Agraria mejoró la calidad de vida de millones de campesinos, quienes recibieron sueldos completos, acceso a agua potable y alcantarillado, productos de línea blanca y educación básica obligatoria para sus hijos. Se impulsó un proceso de alfabetización y educación básica para adultos y se capacitó a las mujeres campesinas.

Esta transformación involucraba no solo el acceso a la propiedad y capital para trabajarla, sino también el mejoramiento de las condiciones para el trabajo, como sistemas de regadío y equipamiento comunitario. Con la Reforma Agraria, el viejo orden latifundista llegó a su fin después de más de 400 años.

Sin embargo, con el golpe de Estado cívico militar, se inició un proceso de represión masiva contra los campesinos, sus organizaciones y dirigentes. Según organismos humanitarios, 35.000 campesinos fueron detenidos y torturados sistemáticamente en campos de concentración y cárceles. Muchos campesinos y dirigentes figuran en las listas de detenidos-desaparecidos, centenares fueron exiliados y miles condenados a la cesantía. (de los cuales algunos se encuentran presente en este acto)


Por los que NO están, por los que nunca volvieron pedimos respetuosamente un minuto de silencio.

La dictadura con su contrarreforma privatizó el territorio y entregó nuevamente a latifundistas y familias de gran poder económico las tierras que habían sido recuperadas tanto por el campesinado como por el Pueblo Nación Mapuche

Desde la clandestinidad, las organizaciones se reorganizaron para buscar el retorno a la democracia y las libertades públicas. En las últimas tres décadas, se han valorado las conquistas democráticas obtenidas que han permitido desarrollar la Agricultura Familiar Campesina, desde donde proporcionamos un importante aporte al desarrollo del país, creando empleos, produciendo el alimento sano y saludable de Chile.

Si bien hemos sido parte de las organizaciones mapuches, que con fuerza llamaron a votar por el presidente Gabriel Boric, porque creímos y queremos seguir creyendo en su programa de gobierno, esperamos que el Estado de Chile devuelva las tierras usurpadas al Pueblo Nación Mapuche y así, al menos en parte, hacer justicia a tanto horror vivido por nuestros lamgen, generación tras generación.

En estos últimos años, donde las fuerzas más conservadoras buscan paralizar el proceso de reformas, creemos muy importante cuidar en nuestro caso INDAP y sus funcionarios y los servicios del agro con todas nuestras fuerzas para que cada día, realicen mejor sus tareas. INDAP es nuestra principal herramienta, por lo tanto, cuidarla, perfeccionarla es nuestra tarea para que esta noble institución siga trabajando para y con los campesinos.

Valoramos la actitud del ministro de Agricultura para levantar con firmeza los intereses de la agricultura familiar campesina e indígena y oponerse a las parcelaciones. Además, agradecemos el programa Siembra por Chile, y le solicitamos que esta iniciativa logre llegar a todo el territorio nacional, con mayor participación de los campesinos en la planificación y ejecución de éste.

No fue menor el rol que jugo la AFCI durante la pandemia como sector estratégico alimentario

Para nosotros la creación del Consejo Nacional para la Seguridad y Soberanía Alimentaria que elaboro la Estrategia Nacional de Soberanía para la Seguridad Alimentaria, además la creación del Consejo Nacional de Desarrollo Rural es de

vital importancia para nuestro Desarrollo, agradecemos la creación de estas instancias para la AFCI al Presidente Gabriel Boric Font y su visión de futuro, sumado a ello la elaboración del Plan de adaptabilidad al cambio climático. Así mismo valoramos la Estrategia de Indap 2023-2030, Por una agricultura Familiar Campesina e Indígena más sostenible, inclusiva y resiliente impulsada por su Director Nacional don Santiago Rojas Alessandri.



Con la misma visión de futuro que acabamos de mencionar le solicitamos a S. Excelencia que potencie con urgencia las políticas referentes a las Aguas en Chile, en beneficio de nuestro sector en lo relacionado Fortalecer el programa del Bono Legal de Agua de INDAP, Fortalecer la Comisión Nacional de Riego y dotar de más recursos humanos a la Dirección General de Agua.. Se debe avanzar en una política de ordenamiento territorial y gobernanza de la tierra que corrija los actuales planes reguladores comunales y regionales. Lo que nos permitiría poder enfrentar mejor las catástrofes naturales que van desde las heladas, sequia, incendios e inundaciones, lo que, ha acarreado un fuerte endeudamientos, sumado a ello el alza indiscriminada de las contribuciones

La creación de una Ley de Desarrollo Rural, que nos dé una estrategia como país para un real desarrollo del mundo rural como política de Estado de largo plazo.

Reforzar la incorporación de ciencia y tecnología a los procesos productivos.

Es urgente para el país una reforma tributaria que sea más justa y equitativa y que al mismo tiempo esos recursos vayan hacia los sectores más postergados.

En esta fecha tan significativa para los campesinos, queremos levantar en alto nuestra voz desde los campos de la patria, para convocar a millones de chilenas y chilenos a fortalecer un amplio bloque social orientado a defender, ampliar y conquistar más y mejores espacios que nos permitan sostener el respeto de los derechos humanos, las libertades públicas, y ganar mejores condiciones para la justicia social.

Queremos un país donde la mayoría nacional, integrada por campesinos, trabajadores industriales, pescadores, artesanos, pueblos originarios, mujeres y jóvenes, sean los que construyan el porvenir democrático.

Queremos un país con más agricultura familiar campesina e indígena.


Coordinadora Campesina 28 de julio







75 visualizaciones0 comentarios

Comments


ANAMURI

Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas

bottom of page